Martin Scorsese o la silenciosa despedida de un maestro

QRÓNICA INFORMATIVA

Martin Scorsese o la silenciosa despedida de un maestro

Martin Scorsese o la silenciosa despedida de un maestro
Después de habernos ofrecido un paro temático con el drama histórico Silencio (2016), Scorsese regresa a la gran pantalla con el género que encumbró su figura dentro del panorama fílmico contemporáneo.

La filmografía del neoyorquino Martin Scorsese representa todo un alegato contra el monolitismo de la industria cinematográfica.  Con una narración frenética, diálogos cuidados hasta el extremo y constantes referencias a la historia y cultura estadounidense, el nombre de este realizador italoamericano ha logrado trascender y situarse al lado de autores como Fellini o Antonioni. 

Conocía el rumbo exacto que quería dar a su incipiente carrera desde que consiguió su primer gran éxito con Malas Calles (1973).  En esta cinta ya se percibían alguno de los rasgos esenciales de su obra:  Un cruento retrato de los bajos fondos metropolitanos así como el correcto tratamiento de oscuras pero carismáticas personalidades. Por otra parte, el fortuito encuentro del director con Robert De Niro, uno sus actores fetiche, marcó el comienzo de una estrecha colaboración que se ha extendido a lo largo de tres décadas hasta llegar a El Irlandés . 

La cinta supone el clímax de una suerte de trilogía del crimen conformada por Uno de los Nuestros (1990) y Casino (1995). No obstante y del mismo modo que Clint Eastwood enterró con Sin Perdón (1992) el género western, Scorsese viene a poner el último clavo en el ataúd del cine negro gangsteril con un film eminentemente crepuscular.  Por ello, aun pudiéndose identificar en El Irlandés la narrativa habitual de sus trabajos anteriores, coexiste junto a esta otro estilo de relato mucho más pausado y melancólico. El film se desarrolla tomando uno de los casos más controvertidos, aún sin resolver, de la América de mediados del siglo XX: la misteriosa desaparición del líder sindical Jimmy Hoffa.  

Este punto de arranque quedará entretejido con las luchas de poder en el seno de las organizaciones criminales de la época y con un convulso trasfondo histórico, marcado por eventos como la Guerra de Vietnam.  La película se encuentra disponible en algunas salas y en la plataforma digital Netflix desde el pasado 15 de noviembre, por lo que no hay excusa alguna para perderse el más que probable adiós al género de uno de los más brillantes cineastas actuales. 

 

Martin Scorsese o la silenciosa despedida de un maestro