Los inescrutables caminos de la Fuerza

QRÓNICA DE CINE

Los inescrutables caminos de la Fuerza

Los inescrutables caminos de la Fuerza

Después del Ascenso de Skywalker, The Walt Disney Company ha declarado tener grandes planes para la franquicia durante los próximos años. Este pasado viernes 20 de diciembre tuvo lugar el estreno de la última cinta de Star Wars en salas españolas.

La mítica saga, que logró consagrarse hace décadas como obra de referencia dentro de la ciencia ficción contemporánea ha conseguido hacer del lanzamiento de esta entrega todo un fenómeno global.

Los seguidores de uno de los más apasionantes universos jamás creados enfrentan ahora al desenlace de la historia de los Skywalker, con la cual se inició la franquicia a manos de un talentoso George Lucas allá por 1977.

No obstante y como ya se había venido especulando desde que se confirmó la conclusión de la nueva trilogía, Disney garantiza que no es el final de Star Wars.
Tras adquirir Lucasfilms en 2012, el gigante estadounidense ha trabajado de manera incansable por actualizar una fórmula ya de por sí exitosa en pos de llegar a un mayor público.

Es evidente que esta puesta a punto puede no ser plato de buen gusto para los fans clásicos, pero se convierte en un paso necesario en sus pretensiones de mantener viva la llama de la longeva space-opera.

Siguiendo este itinerario, proyectos en un principio arriesgados como las series Star Wars: Rebels o El Mandaloriano han logrado cosechar un éxito sin precedentes en la pequeña pantalla. Del mismo modo, la fórmula spin-off seguida en Rogue One sorprendió a gran parte de los espectadores pues, además de ofrecer un producto de gran calidad, lograba satisfacer las demandas de los nostálgicos al engarzar con la trama de los primeros filmes.

El paradigma seguido hasta ahora constituye toda una declaración de intenciones en lo que al futuro de la saga respecta:
Se hace imprescindible una aproximación al material original desde otras perspectivas mucho más enriquecedoras, a través de otros formatos además del fílmico y profundizando en el desarrollo de ciertos personajes así como en otras tramas poco tratadas pero de gran enjundia.

El Ascenso de Skywalker marca un punto de transición entre dos eras:
Disney ha puesto el broche final de manera grandilocuente al formato clásico para iniciar una nueva etapa, pero aún queda por explorar muchos territorios en la galaxia más lejana.

Los inescrutables caminos de la Fuerza