Fractura en Podemos

QRÓNICA INFORMATIVA

Fractura en Podemos

Fractura en Podemos
El divorcio entre los Anticapitalistas y Podemos se ha consumado de mutuo acuerdo y sin el menor signo de tiranteces.

Tal y como confirmaron el propio Pablo Iglesias, líder de la formación morada y Teresa Rodríguez, representante la corriente más izquierdista del partido en las jornadas pasadas, la ruptura formal del sector liderado por la dirigente andaluza se concretará en los próximos días.


El motivo de la salida de Anticapitalistas se debería a ciertas «diferencias estratégicas en lo que respecta al gobierno de coalición», pues la estrecha colaboración con el Partido Socialista –sobre el que la tendencia anti-sistema ha mostrado ya posiciones críticas– podría conducir a Podemos a protagonizar medidas de corte neoliberal según apuntan algunas voces adscritas a la corriente.


No obstante, los rifirrafes entre las posiciones hegemónicas y las preconizadas por Rodríguez y Miguel Urbán, el otro peso pesado del grupo interno, no son algo nuevo:
El Congreso Fundacional de Vistalegre, allá por 2014, puso de manifiesto dichas discrepancias a través del enfrentamiento de dos proyectos bien diferenciados. Si bien el pablismo presentó un modelo de partido centralizado y de jerarquías muy marcadas, los anticapitalista inclinaron la balanza hacia una estructura abierta y de carácter eminentemente transversal.


Otro de los grandes momentos de crispación que tuvieron lugar en el seno de la organización fue a consecuencia de la declaración unilateral de independencia, sobre la que la línea oficial de Podemos se posicionó tajantemente en contra mientras que la DUI contó con el respaldo del sector anticapitalista.


A pesar de todo, también se produjeron ciertas alianzas tácticas puntuales, como la observada en Vistalegre II en el año 2017 para desbancar al errejonismo
No obstante, tras ello la relación con este espacio de opinión comenzó deteriorarse hasta verse abocada al inevitable desenlace.


El próximo 28 de marzo, la militancia ratificará oficialmente la escisión y, en esta nueva coyuntura, se han evidenciado las intenciones de Iglesias de efectuar junto al resto del equipo dirigente la reconstrucción del partido tras las salidas de sus colaboradores más cercanos.

Fractura en Podemos