A por los Emmy, pero con mascarilla

QRÓNICA TELEVISIVA

A por los Emmy, pero con mascarilla

A por los Emmy, pero con mascarilla

La actual situación de epidemia apunta a que la conocida ceremonia se celebrará vía streaming  en esta ocasión.


El próximo septiembre tendrán lugar en Estados Unidos los célebres premios Emmy vinculados a la industria televisiva –una de las más consumidas este año a consecuencia del enclaustramiento que ha provocado la pandemia–.


Con gran expectación por parte de los seguidores de la ceremonia, en los últimos días se han dado a conocer las series que concurrirán a la 72ª edición de estos galardones en los que ha destacado la sorpresiva pero enérgica irrupción de nuevas plataformas de vídeo bajo de manda.


Es de esa forma que, lejos de hacer sombra a las 160 nominaciones recibidas por Netflix o las 107 con las que HBO se ha hecho, Disney Plus y Apple TV despuntan tímidamente entre estos dos gigantes con sus bien merecidas 19 y 18 selecciones respectivamente.


De entre las grandes promesas que aspiran así a convertirse en el nuevo gran hito audiovisual se encuentra Watchmen (2018), serie de HBO dirigida por Damon Lindelof que funciona como secuela del famoso cómic de Alan Moore y David Gibbons.


Con sus 26 nominaciones, esta continuación de la novela gráfica de DC es seguida muy de cerca por La maravillosa señora Maisel (2019), comedia dramática de época en la que se relata la vida diaria de un ama de casa con un don innato para la comedia durante la década de los 50 y que cuenta con la nada desdeñable cifra de 20 nominaciones.


Resulta especialmente reseñable en este caso la brillante actuación de Rachel Brosnahan como Amy Maisiel, papel con el que ya fue reconocida el pasado 2017 tras hacerse con el Globo de Oro a mejor actriz de comedia o musical y mediante el cual ahora apunta a hacerse también con el de mejor protagonista de comedia en los Emmy.


Ozark (2017) ha sido también una de las grandes sorpresas al ser elegida para competir en 18 categorías.

 

Siguiendo la línea del formato neo-western que funcionó tan bien en la ya mítica Breaking Bad (2008), el título se presenta como un thriller envolvente que narrará la historia de Marty Byrde, cuya doble vida como asesor financiero y colaborador habitual del cartel comenzará a pasarle factura ante el posibilidad de ser descubierto.


Junto a The Morning Show, (18) y The Mandalorian (15), las mimadas joyas de Apple y Disney completan la lista alguna vieja conocida como el famoso spinoff  Better Call Saul (2) o la reciente ficción que recrea el ascenso al trono de Catalina la Grande de Rusia en The Great (2).


La entrega de premios será dirigida por el presentador y comediante Jimmy Kimmel y tendrá lugar el próximo 20 de septiembre a falta de confirmar el formato de una gala, que con toda probabilidad se realizaría vía streaming:
«No sé dónde, cómo o incluso por qué haremos esto, pero lo haremos y lo presentaré», afirmó el conocido humorista neoyorquino.

A por los Emmy, pero con mascarilla