Arantxa Campos
Arantxa Campos

CEUTA ECONÓMICA

El arte de la guerra y Ceuta

El arte de la guerra y Ceuta

En el libro El arte de la guerra del estratega chino Sun Tzu, se dice que "en consecuencia, un ejército victorioso gana primero y entabla la batalla después; un ejército derrotado lucha primero e intenta obtener la victoria después.

Esta es la diferencia entre los que tienen estrategia y los que no tienen planes premeditados". La cruda realidad, después de leer un artículo de Ignacio Cembrero en "el Confidencial", es que la situación de Ceuta es imposible de mantener, ya que las amenazas surgen desde varios flancos. Por un lado el nacional, ya que algunas normas de tipo económico que no están pensadas para Ceuta, hacen que no  podamos defendernos cuando se nos amenaza directamente; otras vienen del vecino país que, al contrario que España,  tiene su estrategia y un ejemplo lo tenemos en Melilla con la supresión por Marruecos de su Aduana. Y citar también las amenazas locales, como la fijación por adjudicar a una empresa estatal todas las obras públicas, en vez de repartirlas entre los empresarios privados; la tardanza en la aprobación del PGOU que paraliza al sector de la construcción y también, como no, los bancos, aquellas entidades que, salvadas a veces con el dinero de todos, dificultan cuando no impiden el tráfico mercantil con su injustificada negativa a admitir billetes de curso legal.

Con este panorama, lo mejor sería activar Linkedin y buscar una alternativa de negocio fuera de Ceuta, pero no todo el mundo piensa así. En realidad, cuando el ciudadano se queja, no se entiende por qué no lo hace por escrito. Lo fácil que sería inundar las sedes de las asociaciones, entidades, administraciones o particulares con cartas y mensajes, expresando los problemas de cada uno, porque está visto que a las manifestaciones no asiste casi nadie.

Por ello, recuerdo que hace tiempo ya, en las Jornadas sobre la Economía de Ceuta del Instituto de Estudios Ceutíes, se pusieron de manifiesto las debilidades y fortalezas de la Ciudad y la necesidad de poner en marcha urgentemente un PLAN ESTRATEGICO. Asistió, para corroborar que este tipo de iniciativas funcionan, entre otros, el Presidente de la Confederación de Empresarios de Andalucía. Nos contó cómo Málaga pasó de ser una ciudad sin futuro a un ejemplo de Turismo, Congresos y un polo de Innovación Tecnológica y Empresarial. Nos explicó cómo se habían puesto de acuerdo todos los representantes de los ciudadanos de Málaga con un objetivo común, estudiado y planificado estratégicamente, para hacer de Málaga una ciudad mejor. Pues bien, es el momento de exigir que una parte de nuestros impuestos vaya a planificar estratégicamente nuestro futuro, de forma conjunta, ya que parece que estamos todos de acuerdo en que nos atacan por varios flancos y no podemos ir a la guerra sin planificación.

El sistema utilizado en Málaga para la definición y puesta en marcha del Plan Estratégico fue crear una Fundación, instrumento esencial para el desarrollo de la ciudad. Y en el Patronato de esa Fundación estaban representados todos los malagueños: Ayuntamiento, Cámara de Comercio, Comisiones Obreras, Confederación de Empresarios, Diputación Provincial, Federación de Asociaciones de Vecinos, Junta de Andalucía, Parque Tecnológico, Puerto de Málaga, Subdelegación del GobiernoUnión General de Trabajadores, Unicaja, Universidad de Málaga y otros.

Un modelo similar, con todos representados y con un objetivo común, podría ser la estrategia que lleve Ceuta a la victoria.

Arantxa Campos

Abogada. Directora de Interservicios

www.interservicios.es

El arte de la guerra y Ceuta