PORTADA QRÓNICA CEUTA Nº11
PORTADA QRÓNICA CEUTA Nº11

GENTE QR

Irene Gómez-Calado: "Ceuta es una tierra mágica en la que me siento como en casa"

Irene Gómez-Calado: "Ceuta es una tierra mágica en la que me siento como en casa"

Irene Gómez Calado es la Directora Musical de la CISO (Ceuta International Symphony Orchestra)

 

Estudió en el Conservatorio de Música de Sevilla en la clase de Ricardo Rodríguez, después con Marianne Guengard en el Conservatorio Boulogne-Billancourt de París donde más tarde estudió un postgrado en la Universidad de la Sorbona. Se revela como uno de los directores más jóvenes y prometedores del momento.

¿Por qué la CISO cuenta con tu batuta? ¿Qué te atrajo del proyecto?

Un buen día recibí un email explicándome con detalle el proyecto de la CISO. Eduardo Hernández, la cabeza del proyecto, era quien firmaba ese email. Desde el primer momento, su forma y su buen hacer, detallando cada cosa y con todo muy claro, fue decisivo para que yo dijese sin duda “sí”. Es duro decirlo, pero es difícil encontrar proyectos sólidos, con respaldo y serios como la CISO. Cuando conocí en persona a Eduardo, fue cuando no tuve dudas en adentrarme con él en este fantástico proyecto. La idea de poder trabajar como directora musical en una orquesta de nueva creación, con músicos de todo el mundo, poder compartir otras culturas... era difícil no aceptar.

También pienso que mi perfil como directora era idóneo. Mis ganas de hacer música, mi energía, mi juventud. Compartimos los mismos valores la CISO y yo.

Siendo mujer y, además, joven... en una profesión en la que predominan los hombres, ¿has sentido que necesitabas demostrar más que otros?

Es cierto que la profesión de director de orquesta ha sido una profesión mayoritariamente ejercida por hombres, pero eso ya hace tiempo que ha cambiado. Gracias a Dios, me ha tocado vivir en una época en la que no he tenido que sentir rivalidad ni diferencia con mis compañeros, hablando de género. Es cierto que es una profesión muy elitista, por lo que implica mucha rivalidad profesional. Éticamente, he tenido muy buenos profesores que me han enseñado valores de compañerismo y humanidad. Eso sí,  no se puede desaprovechar ninguna oportunidad. También es cierto que en algunas ocasiones sí me he sentido más observada que cualquier colega joven de profesión, pero bueno, yo siempre he sabido digerir esas situaciones con un buen “capotazo”. Siempre me he sentido valorada por mi trabajo allá donde he ido.

¿Para la música se nace... o la música se hace?

Para la música se nace. Es cierto que uno puede trabajar y puedes desarrollar aptitudes desde que eres pequeño. Podemos inculcar y desarrollar musicalmente a un niño. Pero llegado cierto momento, se debe sacar lo que tienes dentro, lo que uno tiene y nadie le ha enseñado. La música es arte, y como buen artista, el buena musico tiene innatos ciertos valores que nadie puede enseñarle. Nadie te puede enseñar a ser director. Los profesores te enseñan una técnica un gesto... pero eso no es nada si tú mismo no tienes un carácter propio, un carisma, un talento... eso no se enseña.

Háblanos sobre tus próximos proyectos.

Lo más próximo que tengo es la CISO de nuevo. Ya estamos trabajando sobre nuestro encuentro de agosto en Ceuta. Un encuentro muy denso, con un programa muy importante. Puedo adelantar que el plato fuerte es la 5ª sinfonía de Tchaikovsky. 

Antes, tengo un compromiso para el cual me han pedido absoluta discreción. Pronto se sabrá algo.

IRENE GÓMEZ-CALADO

¿Te has marcado una meta en tu carrera profesional? O, simplemente, no tienes un límite establecido.

Pues es cierto que no tengo una meta final, a la que llegar. Todo lo contrario, tengo muchas metas, muchos frentes abiertos. Mi objetivo es seguir haciendo música y que poco a poco el camino sea cada vez más fácil. Es una carrera de fondo, por lo que mis metas son diarias, trabajo, estudio y mucha ilusión. Es lo que no quiero que me falte cada día. Teniendo eso, todo va a llegar.

Ceuta se enamoró de ti cuando movías los brazos delante de la orquesta en el Teatro Auditorio del Revellín. ¿Te has enamorado tú de ella?

¡Yo me enamore de Ceuta desde el primer día! Soy sevillana, y cuando llegué a Ceuta lo primero que me sorprendió fue su gente. ¡Parecía que estaba en mi tierra! Un acento parecido y muy andaluz. Esa mezcla de culturas que la hace tan rica y todos viviendo en concordia y hermandad. También la impresión de estar rodeada por agua... no sé. Es una tierra mágica y en la que me siento como en casa.

Irene Gómez-Calado: "Ceuta es una tierra mágica en la que me siento como en casa"