ERICA MORENO
ERICA MORENO

DESDE EL MUNDO PARA CEUTA

Erica Moreno: "me dijeron cosas negativas sobre Ceuta que supe que eran totalmente inciertas en cuanto la descubrí"

Erica Moreno: "me dijeron cosas negativas sobre Ceuta que supe que eran totalmente inciertas en cuanto la descubrí"

Erica Moreno fue la buceadora protagonista del vídeo de promoción turística “En Ceuta, Sí”.

Erica Moreno

Presidenta del Club Náutico de Ceuta

Federación de motonáutica de Ceuta

Instructora de buceo

 

¿Cómo es Erika?

Soy optimista y siempre estoy de buen humor, son mis puntos fuertes. Por el contrario, como algo negativo, es que reacciono tarde, me quedo bloqueada ante situaciones de mucho ruido, multitud de gente, agresividad…

 

¿De dónde eres?

De Córdoba, Argentina. Estuve toda mi vida allí, hasta el año 2009.

 

¿Qué es lo que más echas de menos de Argentina?

 El mate. Tomar mate con mis amigas. Aquí tomo mate yo sola, pero no es lo mismo.

 

¿Cuál fue tu trayectoria antes de venir a Ceuta?

 Estuve trabajando para una cervecería durante ocho años y estudié en la Universidad, para lo que aquí en España se denomina Auxiliar de Justicia. Al dejar mi trabajo, decidí viajar por Europa para conocerla. En España visité Madrid y estando allí estuve buscando lugares donde poder bucear en este país. Contacté con varios centros de buceo y, entre ellos, estaba el club de Francis Valero, que a día de hoy es mi marido.

 

¿Cuándo vienes por primera vez a nuestra ciudad?

 Vine en el 2010 de vacaciones. Había conseguido trabajo en Madrid, pero decidí quedarme en Ceuta.

 

¿Cuál fue tu primera impresión al llegar a Ceuta?

 Me sorprendió que fuese una ciudad tan moderna, tan avanzada como las del resto de España. Me esperaba una ciudad más colonial, en desarrollo, de menos nivel que otras de la Península. En Madrid me dijeron de Ceuta que era lo peor y me di cuenta al descubrirla que no tenían ni idea.

 

¿Qué es lo que más te gusta de esta ciudad?

Lo que más me gusta es poder ir andando a todos lados, está todo cerca. Si llegas tarde al trabajo por cualquier circunstancia, como mucho te retrasas unos 5-10 minutos, en otras ciudades eso no pasa. La distancia es lo mejor, el hecho de vivir en el extrarradio de la ciudad y estar a pocos minutos en el centro. Es mucho más sencillo llegar a todos lados y tener todo a tu alcance, puedes disfrutar de todo lo que te gusta sin largos desplazamientos.

 

¿Lo que menos?

 La falta de seguridad que últimamente estamos sufriendo. Particularmente, en mi barrio, vivo tan cerca del CETI que, a veces, una no puede bajar tranquila a pasear o a la playa, porque hay gente bebiendo y en ocasiones se ponen agresivos. No hay suficiente control en esa zona, sólo cuando es la temporada de verano.

 

¿Cómo fueron tus comienzos aquí?

 Empecé a colaborar en el Centro de Buceo de Francis, el Diving Center Ceuta. Colaboré con él en su proyecto e intentamos entre los dos sacarlo adelante, aunque no lo logramos.

 

Háblame de ese proyecto.

 Francis ya había comenzado con él cuando lo conocí. El "Diving Center Ceuta" fue creado antes de que yo llegara a Ceuta y juntos aceptamos el reto de poner en marcha estas dependencias al servicio del turismo, aprovechando el ofrecimiento del Consorcio Estación Náutica de Ceuta, (creado por varias empresas) para promover el turismo náutico y con ello ofrecer inmersiones para conocer nuestros fondos marinos, hacer bautismos de buceo y otra serie de actividades relacionadas con el mar.

Era el primer y único centro de buceo que había en Ceuta. Estaban tanto el Club como el Centro de buceo en el mismo lugar. Muchos ceutíes eran socios del club y con ello tenían el beneficio de salir al mar todas las veces que quisieran. Por otro lado, trabajábamos para que viniese gente de fuera. Pero llegó la crisis y tuvimos que cerrar el centro de buceo como consecuencia de la ausencia de turistas para mantener con vida esta actividad.

 

¿Cuándo empezaste en el buceo?

 La primera vez que buceo es en Puerto Madryn en Argentina, el agua estaba muy fría, había ballenas y leones marinos.

 

¿Qué significa el buceo para ti?

 A mí me encanta, es un deporte maravilloso, lástima que ya no pueda practicarlo tanto como quisiera, porque he perdido el 50% de la audición de oído derecho.

A los que practicamos este deporte, lo que realmente nos gusta, aparte de ver especies y fondos, es descubrir un tesoro, como cuando eres un niño. Al buceador, en general, lo que le atrae mucho son los restos de embarcaciones, aviones, plataformas... todo ese tipo de hundimientos. Con el tiempo, se crea mucha vida en el lugar, tiene de todo porque es vida.

En Ceuta, unos años atrás, se hizo el hundimiento del “Santa Teresa de Ávila II”, de ese barco queda la popa nada más. Además, en la zona en la que está hundido hay muchas corrientes, para ir a ese barco tiene que ser en un día muy propicio para ello.

 

Después de haber tenido la oportunidad de conocer el fondo marino de las aguas de nuestra ciudad, ¿qué destacarías de él?

 Si te vas más de 25 metros, tienes más variedad. Para encontrar aunque sea un mero tienes que estar media hora y con suerte, creo que es algo pobre el fondo marino de Ceuta a pequeñas profundidades.

Eso sí, las personas que buscan pequeños crustáceos, nudibranquios, determinada vegetación… lo pueden disfrutar mucho. Si lo que buscas es coral, también puedes encontrar distintos tipos en Ceuta.

Si buscamos especies marinas, hay muy pocas a menos de 20 metros, que es el buceo que podría practicar todo el mundo, el que podríamos llamar turístico. Insistimos en hacer arrecifes artificiales, para que la gente que no está preparada para adentrarse a grandes profundidades, pueda disfrutar y quedarse encantada y así repitiera. Ahí está la clave.

erica

A pesar del cierre del centro, ¿tenéis alguna inquietud o proyecto futuro enfocado al buceo?

Nada. “Colgamos las aletas” como se suele decir.

 

Conociendo más de cerca la situación del buceo en Ceuta y los distintos problemas que surgen, ¿cuál es tu mensaje, tanto para la Ciudad, como para los centros de buceo que estén activos?

Hay dos centros de buceos, Gran Azul y Burbujas, ojala puedan continuar siempre y que no les suceda lo mismo que nos ocurrió a nosotros, que nos “sentimos culpables” de alguna manera, por el hecho de que no hayamos podido fomentar el “nervio del buceo” y conseguir así desarrollar una afición por este bonito deporte.

A los responsables de la Ciudad, les invitaría a realizar un bautizo de buceo y que se saquen el curso para que vayan a practicarlo y vean todo lo que hay que ver. Así los que apoyen o no esta actividad , se darán cuenta de si están en lo cierto. Todavía se sigue promocionando la cueva del Coral Rojo cuando en realidad ya no hay nada de coral en esa cueva. ¿Quién lo picó?, ¿quién se lo llevo?, nadie lo sabe, nadie lo investigó.

Es también muy importante formar a aquellas personas que quieran practicar la pesca submarina. Actualmente, las licencias se dan libremente, con un simple certificado que te acredita para poder realizar esa actividad, sin antes pasar por una formación específica, cuando lo que llevas contigo es un arma. Es necesario que se siga un control, porque si una persona no está preparada, no puede tener esa licencia y poner en riesgo su vida e incluso la de otros. La Federación de Actividades Subacuáticas, propuso al ICD hacer un curso para este tipo de colectivos en su momento.

 

 

Erica Moreno: "me dijeron cosas negativas sobre Ceuta que supe que eran totalmente inciertas en cuanto la descubrí"