Las perfectas manicuras de otoño
Las perfectas manicuras de otoño

BELLEZA QRÓNICA

Las perfectas manicuras de otoño

Las perfectas manicuras de otoño

Llevar unas manos impolutas es tan importante -o más- como haberse lavado los dientes.

Por todos es sabido que en las uñas se acumula una gran cantidad de bacterias indeseables, por el uso que hacemos de nuestras manos, que tocan prácticamente todo lo que encuentran a su paso. Mi madre solía regañarme siendo yo una pequeñaja porque pasaba la mano por todos los rincones, barandas y objetos que encontraba, estuviesen limpios o no. Ahora entiendo porque lo hacía y es que la higiene de nuestras manos es sumamente importante.

Unas manos bien cuidadas dicen mucho de su dueño, pero además de estar limpias las uñas también han de estar a la última. Os vamos a dar las claves precisas para que luzcáis las manos más bonitas de toda la temporada.

Os damos la opción de elegir entre cuatro formas de llevar las uñas, la primera es la más simple, aunque también requiere sus cuidados. Se trata de dejar las uñas al natural y aplicarles un poco de brillo, para que esto quede perfecto antes tendréis que limarlas, pulirlas y retirar las cutículas. Si realizáis estos pasos de forma primorosa y conseguís dar una bonita forma a vuestras uñas –no demasiado larga-, tendréis una manicura simple quizás, pero también atemporal y apta para cualquier ocasión.

Si lo vuestro es el color entonces las opciones son cuatro. Llevar las uñas más bien cortas y con forma semicuadrada en vuestro tono favorito o en alguno que se asocie con la manicura otoñal como el granate o el marrón. Si os gusta ser discretas pero no tanto, tan sólo tenéis que añadir motivos geométricos a vuestra manicura. Dejad que vuestra manicurista se deje llevar por la imaginación y proyecte cuadrados, triángulos, líneas rectas e incluso círculos.

Para las más atrevidas las uñas cortas y semicuadradas se quedan muy por debajo de sus expectativas; para ellas ha nacido la tendencia de las uñas afiladas, como si de garras se tratasen, distintos diseñadores las han incorporado en sus desfiles y en la calle parecen haber gustado y mucho. Ya en verano comenzamos a verlas, pero tendrán su reinado este otoño/invierno. En monocolor y con algún detallito brillante como piedrecitas o purpurina, estas manicuras se convertirán en el deseo de las que siempre van a la última.

Por último la tendencia que nadie esperaba, el degradado. Pensaréis que no es algo tan insólito, que ya se ha visto antes, pero os equivocáis. Y es que el degradado al que nos referimos tiene una particularidad pocas veces antes vista. Sus pigmentos no se entremezclan en la horizontalidad de la uña, sino en su verticalidad. Los colores elegidos para realizar esta manicura se recomienda que pertenezcan a la misma gama cromática. Este degradado tan especial nos ha llegado a través del desfile de Roberto Cavalli para el otoño-invierno 2018/2019 y estamos seguros que empezará a captar adeptas desde ya.

La decisión está en vuestras manos, optéis por la manicura que optéis si es una de las que os hemos recomendado podéis tener la seguridad de que acertaréis. Si sois de las que nunca se han pintado las uñas, puede que este sea el momento de darles un poco de rock and roll a vuestras manos. No hace falta que vayáis directamente a los modelos de uña menos discretos, el brillo puede ser un buen principio. Como todo en la vida, en la manicura tan solo es cuestión de empezar. Después llegarán las ganas de ir un paso más allá y por último no concebiréis salir a la calle sin unas uñas perfectamente cuidadas. Nuestras manos dicen tanto de nosotros que es de suma importancia prestarles algún que otro cuidado. ¡Nunca es tarde para empezar!

Las perfectas manicuras de otoño