Cantar en la ducha mola
Cantar en la ducha mola

DOCUMENTOS QR

¿Por qué todos cantamos mejor en la ducha?

¿Por qué todos cantamos mejor en la ducha?

Es un hecho que muchos aprovechan el momento de la ducha para relajarse y desconectar del día. Es en ese instante cuando un impulso incontrolable se adueña de esa persona y comienza a cantar. Aquellos no bendecidos con el don del canto pensarán “¿Cómo es posible que cuando estoy en la ducha nadie se vea en la necesidad de taparse los oídos?”

La respuesta detrás de este hecho no la encontramos en la magia o en un accidente fortuito que nos ha modificado las cuerdas vocales. Es la física la que nos otorga una respuesta clara.

Cuando cantamos nuestra voz suena mejor porque rebota en los azulejos, y cuando regresa a nuestros oídos hace que este sonido sea detectado por nuestros oídos de una forma más fuerte y potente. A esto debemos sumarle el tamaño de la ducha, al concentrarse en un espacio pequeño la reverberación (fenómeno que se produce por la reflexión del sonido en cualquier superficie) es mayor. Así, en el espacio de baño se mezclan el sonido directo con aquel que procede de la reflexión, creándose un sonido complejo y agradable para nuestro órgano musical, el cerebro.

Durante la ducha las cuerdas vocales se encuentran hidratadas y lubricadas gracias al a humedad ambiental, y con menos esfuerzo es capaz de producir más sonidos.

La suma de todos estos factores hace que todos, en algún momento, nos creamos grandes de la música entre geles y champús.

Beneficios de cantar

Cantar, no solo proporciona placer a quien hace el papel de oyente, también al cantante. Cuando cantamos secretamos endorfinas, que proporcionan placer y reconforta. El arte de cantar es complejo, la coordinación de diferentes estructuras y músculos contribuye al mantenimiento y tonificación de la musculatura del vientre y a mejorar, en términos generales, la postura corporal.

Quienes acuden a clases de canto, conocen de primera mano, que una de las primeras cosas a aprender es el control de la respiración. Aquellos que dominan la técnica de canto, además de poseer un gigantesco control sobre su respiración, ven su capacidad pulmonar incrementada.

¿Por qué todos cantamos mejor en la ducha?