Mar del Diablo: Un caso sin resolver

DOCUMENTOS QR

Mar del Diablo: Un caso sin resolver

Mar del Diablo: Un caso sin resolver
Este misterioso lugar ubicado cerca de Japón ha acogido algunas de las más extrañas desapariciones de las últimas décadas.

Las culturas originarias, en un alarde de intentar justificar el vasto mundo que las rodeaba, crearon fascinantes mitologías y figuras legendarias a través de las cuales pudieran explicarse muchas de las situaciones que se daban en la naturaleza.


Estos primitivos argumentos fueron cayendo uno a uno ante la brillante luz de la ciencia y a su inexorable paso a través de siglos de avances y descubrimientos.


No obstante, aún hay ciertos misterios que parecen resistirse a ser comprendidos desde la lógica y la racionalidad, elementos que forman parte esencial nuestra realidad cotidiana y que lejos de conocerse en su totalidad, entrañan algunos de los enigmas más espeluznantes de nuestros días.


En este terreno se sitúa el mar, fuente de toda la vida que habita en el planeta y que recubre el 70% de la superficie terrestre.


Si bien hace siglos se consideraba que los inescrutables océanos eran habitados por todo tipo de monstruosidades acuáticas capaces de devorar en un abrir y cerrar de ojos a buques enteros, en la actualidad semejantes teorías han sido desbordadas por otro tipo de fenómenos como los que pueden apreciarse en el legendario Mar del Diablo.


Este recóndito emplazamiento, ubicado en el océano Pacífico, muy cerca de las costas japonesas se dio a conocer internacionalmente en el siglo pasado debido a las extrañas desapariciones de navíos que se documentaron en sus aguas.
Durante la década de los 50, casi una decena de embarcaciones e esfumaron en ese misterioso lugar, ante lo cual el gobierno japonés decidió mandar a una expedición de 31 hombres que pudieran esclarecer los sucesos acaecidos.


Sin embargo, el Kaiyo Maru, nave en el que zarpó la tripulación jamás regresó a tierras niponas una vez que se adentraron en aquellas extrañas aguas. 


Existen testimonios recogidos en antiguos manuscritos chinos que afirman que el Mar del Diablo –conocido en aquel entonces como el Triángulo del Dragón– se encontraba habitado por todo tipo de criaturas fantásticas que harían añicos cualquier barco que osara perturbar su hábitat.


Por otro lado, científicos y especialistas como el norteamericano Larry Kusche ofrecen respuestas más razonables, planteando que los hechos allí producidos se deben a severas perturbaciones del campo electromagnético.
A pesar de ello, la verdad acerca de lo que sucede en el Mar del Diablo sigue siendo un secreto a la espera de ser desvelado algún día.

Mar del Diablo: Un caso sin resolver