Sushi
Sushi

DOCUMENTOS QR

Un manjar importado desde el otro lado del mundo

Un manjar importado desde el otro lado del mundo

Desde hace unos años, desde el país nipón ha llegado para quedarse uno de sus platos más únicos y exóticos: el sushi. Para muchos es solo pescado crudo, pero para mucho es un estilo de vida completo.

Este plato cuya base principal está formada por pescado crudo y arroz aderezado con vinagre, azúcar y sal. El nombre de sushi hace referencia a la preparación del arroz, elemento principal del sushi, y lo que lo diferencia del sashimi –plato elaborado en exclusiva por pescado crudo-.

El origen de este plato se remonta más de mil años. Una de las primeras referencias la encontramos ya en el año 718 en el Código Yōrō, documento legal de aquel momento. Desde aquel momento, el sushi ha sufrido múltiples cambios: el arroz paso a ser hervido en lugar de cocido al vapor y se le añadió vinagre de arroz al proceso.

Tradicionalmente se consume recién preparado, en cualquiera de sus variedades. Las principales clases son el makisushi que se presenta en forma de rollos, el temaki es el sushi que se prepara a mano en forma de cono y el nigirisushi, la variedad más común en la que el arroz se amasa a mano y sobre él se coloca el pescado o marisco.

Si bien es un delicioso manjar que ha conquistado la mitad occidental del globo, su consumo conlleva ciertos riesgos. Uno de los más importantes es la presencia de anisakis, un nematodo parásito de los peces de mayor tamaño que provoca alteraciones gastrointestinales y en los más casos más graves alergias. Es, ante este peligro, por lo que se recomienda la ingesta de sushi en establecimientos que aseguren la correcta manipulación del pescado, y si se prepara en casa hacerlo tras haber congelado el pescado a una temperatura igual o inferior a -35ºC durante al menos 15 horas.

La tradición de consumirlo con wasabi nace del saber popular del peligro del consumo de alimentos no cocinados. El wasabi, esa pasta de color verdoso y sabor picante, posee un gran poder antibacteriano y antiséptico. Así, acompañando a los alimentos crudos contribuye a eliminar los microorganismos patógenos presentes.

En nuestra ciudad podemos encontrar en ciertas cadenas de supermercados que lo venden ya preparado o bien venden kits con lo necesario para su elaboración en casa.

Un manjar importado desde el otro lado del mundo