BASILICA TARDORROMANA
BASILICA TARDORROMANA

CONOCER LA HISTORIA DE CEUTA PARA QUERERLA Y RESPETARLA

Historia de Ceuta, nuestra asignatura obligatoria: de la prehistoria a los romanos.

Historia de Ceuta, nuestra asignatura obligatoria: de la prehistoria a los romanos.

Son muchísimas las conversaciones que surgen alrededor de nuestra historia, sobre todo, cuando desde distintos flancos nos llegan los ya manidos y aburridos "ataques" hacia nuestra españolidad. Para poder hablar con propiedad y tener argumentos, es fundamental conocer quiénes somos y de dónde venimos.

PREHISTORIA

Durante años, nuestro conocimiento de la prehistoria se ha basado en modestos hallazgos arqueológicos. La aparición reciente de un yacimiento paleolítico de grandes proporciones ha cambiado de medio a medio esta visión.


La excavación de la cueva y abrigo de Benzú muestra un hábitat humano que contaba con utillajes líticos idénticos a los hallados al otro lado del Estrecho.


Los arqueólogos han dado ya una cronología que va entre los 70.000 y los 250.000 años de antigüedad, lo que va a hacer que nuestra Ciudad figure en buena parte de los manuales de prehistoria nacionales e internacionales. Sin duda nos hallamos ante uno de los primeros viajes intercontinentales que conocemos y cuyos protagonistas eligieron como paso nuestro suelo, como continuarían haciendo otros pueblos en siglos venideros.

GRIEGOS Y FENICIOS

El Estrecho de Gibraltar o Gaditano tiene numerosas leyendas. Hércules es el protagonista máximo de esas historias ya que en estos lugares se ubica uno de sus trabajos, el robo de los bueyes de Gerión durante el cual levantaría las míticas columnas Calpe y Abyla, identificadas con Gibraltar y Ceuta.


También está unido a nuestra comarca por el episodio de las Manzanas de Oro del Jardín de las Hespérides, la lucha con Anteo –a quien reconocemos en el perfil de la Mujer Muerta, sosteniendo con su cuerpo el peso de la bóveda celeste– o con la separación de Europa y África. No es por ello extraño que en Ceuta hubiera un altar a Hércules, como indicaría el célebre idolillo encontrado hace ya más de cien años.


La Mujer Muerta, contemplada desde el Hacho, parece un elefante que estuviera pasando entre las montañas. Según Estrabón, ese perfil que denomina el Elephas, les anunciaba a los navegantes la proximidad al fin del Mare Nostrum.


En el año 2004, una excavación arqueológica en las inmediaciones de la Santa Iglesia Catedral dio por resultado la aparición de estructuras murarias fenicias de los siglos VII-VI a. Cristo, así como piezas cerámicas procedentes de talleres del Mediterráneo Central y griegos, del siglo VII a. C.


Se trata por tanto de la corroboración de los relatos clásicos que mencionaban el paso de fenicios y griegos por nuestro suelo.


Además, los estudios realizados por los especialistas indican la identificación del espacio religioso, conocido desde Bizancio, como la cuna urbana de Ceuta.

 

ROMANOS

La aparición de las ciudades en la antigüedad, excepto grandes fundaciones, se produce de forma tímida y paulatina. Así también ocurre con Septem Fratres.


En un principio, los navegantes de la antigüedad conocían el solar, identificaban el topónimo y utilizaban el fondeadero natural de su bahía. Prueba de todo ello es el descubrimiento constante de piezas del ancla antigua, así como de ánforas púnicas y romanas.


Con posterioridad pudo instalarse algún santuario dedicado a la divinidad y más tarde se llegaría a constituir una pequeña urbe, que se piensa fuera una instalación industrial, concretamente una factoría.


Las factorías de salazones eran complejos murados, con diferentes espacios para la clasificación, maceración y preparación de los pescados. La de Ceuta se extendió desde la plaza de la Constitución al Foso Navegable y a un lado y al otro han aparecido espacios funerarios.


La basílica paleocristiana de Ceuta
La basílica paleocristiana de Ceuta se fecha a mediados del siglo IV y constituye una necrópolis dedicada, quizás, a una mártir cristiana. Es la prueba fehaciente de la existencia de una población cristiana en nuestro solar, trescientos años antes del nacimiento del profeta Mahoma, gracias a la libertad de culto que trajo el Edicto de Milán en 313.


Además conocemos otro recinto sagrado en honor a Isis y no es aventurado pensar que el célebre idolillo de Hércules, encontrado hace alrededor de un siglo, hubiera pertenecido a algún antiguo santuario.

 

Fuente: Instituto de Estudios Ceutíes - Semblanza histórica de Ceuta, de José Luis Gómez Barceló

Historia de Ceuta, nuestra asignatura obligatoria: de la prehistoria a los romanos.