Radiografía pulmones
Radiografía pulmones

DOCUMENTOS QR

Ceuta y Melilla a la cabeza en tuberculosis

Ceuta y Melilla a la cabeza en tuberculosis

El 24 de marzo de 1882, Robert Koch descubrió el agente causal de la tuberculosis, el Mycobacterium tuberculosis o bacilo de Koch. Conocida en Europa como “Plaga Blanca”, la tuberculosis o tisis fue epidémica en Europa desde los comienzos del siglo XVII hasta casi doscientos años después.

Fue durante mucho tiempo, la principal causa de muertes en las ciudades europeas y norteamericanas.

Gracias al descubrimiento del bacilo de Koch se abre a la puerta a los centros de curación, las medidas profilácticas y las investigaciones en la búsqueda de tratamientos farmacológicos eficaces. Sin embargo, no fue hasta 1944, en plena Segunda Guerra Mundial, cuando se descubre un pequeño hongo (Streptomyces griseus) capaz de inhibir el desarrollo del bacilo de la tuberculosis. Nace así la estreptomicina, el primer antibiótico que ayudó a frenar de forma limitada la enfermedad.

Durante todo el siglo XX, el número de casos disminuye notablemente gracias al desarrollo de los antibióticos, así como a la mejora en la calidad de vida de la población. Pero en la década de los 80, con la llegada del síndrome de la inmunodeficiencia adquirida (SIDA), la enfermedad reaparece con fuerza pues los sujetos infectados por el VIH, cuyo sistema inmune está deprimido, pasan a ser la diana perfecta para el virus.

Con esta situación, la OMS implanta en 1985 una campaña masiva de vacunación para inmunizar a cada niño en el mundo contra tos ferina, tétanos, poliomielitis, tuberculosis, sarampión y difteria.

Para el siglo XXI, tras la erradicación de la viruela y casi por completo de la poliomielitis, la Organización Mundial de la Salud se ha planteado como objetivo la erradicación de la tuberculosis.

La situación en la ciudad es, como en el caso de la hepatitis, muy diferente a la del resto del país. En Ceuta, el número de casos multiplica por 20 a los de algunas otras regiones, como Extremadura. En la ciudad el número de casos detectados ronda los 20.12 por cada 100.000 habitantes, mientras que en Extremadura solo 1.19. Otras de las zonas más afectadas es Melilla con 18.86 o Galicia con 16.03.

En el pasado 2018, 12 casos de tuberculosis fueron detectados en nuestra ciudad. De estas 12 personas, 5 procedían del país vecino.

Ceuta y Melilla a la cabeza en tuberculosis